Páginas vistas en total

viernes, 17 de mayo de 2013

el abogado defensor de Jacob percibe que la banda de extorsionadores no ha cesado. que sigue ejerciendo poder e impide la libertad de Jacob y la devolución de sus cuantiosos bienes.. Jacob se dirige a SEEM en demanda de Justicia como último recurso.


Según la percepción del  abogado defensor de Jacob Ostreicher, Jimmy Montaño  la red de extorsión sigue operando en el país y no se desapareció con la aprehensión sustitutiva de los presuntos implicados, es en ese entendido lamentó que la justicia aún demuestre dependencia del poder político.

“Yo creo que sí por eso sostengo que la administración de justicia en general está en su peor momento,  muy corroída, está muy dependiente del poder político y creemos que necesariamente se debe reestablecer el Estado derecho. Nosotros creemos y estamos convencido de que la red de extorsión sigue operando, aún con estas personas detenidas, hay muchas más personas que están involucradas en esta red y que ahora pretenden tener en calidad de rehén, de investigado a mi defendido,  cuando no existen elementos probatorios a en contra de Jacob Ostreicher”, puntualizó Montaño de manera muy contundente. 


 Con su declaraciones, el jurista hizo suyas las percepciones de su defendido quien hace aproximadamente lleva seis meses con libertad condicional, lamentó que pese a las pruebas presentadas la justicia boliviana aún no libere al norteamericano.

“El sometimiento de los ciudadanos y de las autoridades debe ser al imperio de la ley pero de una ley interpretada de manera correcta y no a intereses antojadizos, creemos que nunca debió existir este proceso en contra de Jacob, destrozándole la vida, la salud,  su familia quitándole su patrimonio por unos funcionarios corruptos y hasta la fecha no se repara esta situación”, manifestó a tiempo de lamentar que Ostreicher aún no pudo ver a su familia y no se permite recibir sus visitas.

Ante este panorama, sostuvo que la visita de Ostreicher a Palacio de Gobierno es el último recurso para conseguir su libertad total, confiando en las gestiones del Primer mandatario que tras las denuncias del norteamericano el pasado año, instruyó la investigación y posterior desarticulación de la red de extorsión.

 “Este sí es el último recurso porque el año pasado pusimos en conocimiento del Presidente y del Órgano Ejecutivo y él tomó la decisión  valiente y digna de instruir las investigaciones, creemos que es un segundo tiempo en que el Presidente nos pueda ayudar a hacer justica aunque esa no es su labor, pero reitero la admini5tracion de justica está en su peor momento”, concluyó.