Páginas vistas en total

jueves, 2 de octubre de 2014

excelente publicación de El Deber. esta es, sin duda, la noticia del dia. El Deber la pone de relieve, crónica, foto y un audio "el Gobierno de Evo trajo a Rózsa de España" afirmación del Policía Laguna en Brasilia.

El caso de presunto terrorismo vuelve a ser golpeado por nuevas revelaciones, que reafirman la versión de que la investigación del caso fue manipulada políticamente desde las esferas gubernamentales. 
Esta vez fue el exteniente de la Policía José Juan Laguna Saavedra, que desde territorio brasileño, donde busca refugio, afirmó que las autoridades del Gobierno presionaron para dirigir el proceso, que se encubrió a gente cercana a Palacio Quemado y a la Gobernación de Santa Cruz, que sí hubo personas que se beneficiaron económicamente por el temor de los cruceños y que hubo gente que pagó hospedajes, armas, municiones y viáticos al presunto grupo irregular.    


Laguna fue el primero en desvelar, con nombre y apellido, la persona que supuestamente trajo a Eduardo Rózsa Flores al país. Según el exagente de seguridad del exfiscal Marcelo Soza, también refugiado en Brasil, el ex jefe nacional de Inteligencia de la Policía Jorge Santiesteban dijo haber viajado a España para traer a Eduardo Rózsa, que fue muerto a tiros junto a Michael Dwyer y Árpád Magyarosi en un operativo en el hotel Las Américas, realizado la madrugada del 16 de abril de 2009. 
Las afirmaciones del agente que fue ‘la sombra’ de Soza desde octubre de 2009 hasta mayo de 2012 aseveran que los testimonios de los exasesores del Ministerio de Gobierno, Boris Villegas, Fernando Rivera y Denis Rodas (presos en Palmasola), son ciertos y detalló que Soza se reunió en varias oportunidades con el presidente del Estado, Evo Morales.
Las reacciones
Dado que durante los más de 40 minutos que duró la entrevista de Laguna él mencionó que Carlos Romero, cuando era ministro de Gobierno, llamaba para presionar a Soza y que hubo órdenes del Poder Ejecutivo para no afectar al gobernador cruceño Rubén Costas, por la supuesta cercanía de su hermano con Rózsa, EL DEBER buscó conocer sus versiones.
Romero, que ahora es candidato a senador, dijo a través de una persona cercana a él que no hablaría sobre el tema, ya que aún no conocía en detalle las declaraciones del exteniente.
De igual forma, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, indicó que todo lo que se dice ahora es falso y que el testimonio no ameritaba mayores comentarios.
Por su parte, el secretario de Gobierno de la Gobernación cruceña, Vladimir Peña, a nombre de Costas recordó que la autoridad departamental, el 17 de abril de 2009, declaró que el caso terrorismo fue armado para perjudicar a la oposición al Gobierno y descalificó el testimonio de Laguna, ya que lo llamó mercenario.
A su vez, el abogado Carlos Subirana, ahora candidato a diputado por el MAS, también señalado por Laguna como uno de los que supuestamente se enriqueció con extorsiones, enfatizó: “Soza es un delincuente de cierto nivel al que sí le puedo responder, pero no a Laguna, que no pasa de ser un palomillo”. 
Los procesados
Gary Prado, abogado de varios procesados en el juicio de supuesto terrorismo, indicó que con el testimonio de Laguna se confirma que la investigación del hecho nunca fue imparcial y que existe una decisión política para que el caso no se ‘caiga’. 
Verónica Suárez, abogada del ex dirigente cívico de Beni Alberto Melgar, calificó a Laguna como delincuente confeso y añadió que con sus declaraciones “él no se salvará de los procesos en su contra”.
Finalmente, Juan Carlos Guedes, uno de los nueve encarcelados por este caso, indicó que lo declarado por Laguna es cierto y ratificó que Rózsa era un agente provocador del Gobierno, además de señalar que sí o sí será sentenciado