Páginas vistas en total

sábado, 12 de enero de 2013

rescato una frase "le haremos responsable que el Estado tenga que devolver millonarios bienes" ahí está la clave. los millonarios "bienes ya habían sido repartidos" entre los mandamases, cómo los iban a devolver...sigue siendo la cuestión "cómo devolver" por ello Evo se asusta tanto.

en el apogeo de "su poder" en S.C.

Presión. Esa palabra está escrita en varias páginas del cuadernillo de investigaciones del caso de presunta extorsión. Y en forma concreta la denunció el juez Zenón Rodríguez para tener que cambiar un fallo que favorecía a la libertad del judío norteamericano, Jacob Ostreicher, porque le abrieron un proceso, amenazaron con meterlo preso y con hacerlo responsable que el Estado boliviano tenga que devolver millonarios bienes incautados. Y señaló a uno de los responsables: el fiscal de distrito Isabelino Gómez.
Pero, en contrapartida, éste en su declaración judicial negó todo y culpó a los abogados del Ministerio de Gobierno y los poderes especiales que tenían, de haber iniciado las acciones legales contra jueces y fiscales.
"Estos abogados cuando se acercaban a mi despacho, identificándose como funcionarios del Ministerio de Gobierno, con poderes otorgados por los ministros, abrían las causas", dijo textualmente Isabelino Gómez, actualmente detenido en la cárcel de Palmasola, acusado de formar parte de la presunta red de extorsión.
Y los abogados a los que se refería son Fernando Rivera y Denis Efraín Rodas, que paradójicamente están en el mismo ambiente del penal, pero aislados del resto de los reclusos.
Los fiscales le preguntaron sobre el fallo del 23 de septiembre del 2011 emitido por el juez Zenón Rodríguez que concedía la cesación de la detención al ciudadano judío estadounidense Jacob Ostreicher, en la investigación sobre legitimación de ganancias ilícitas que éste tuvo que cambiar después debido a la presión.
¿Nombramiento fue político? Gómez, un fiscal de la jurisdicción de La Paz posesionado como titular de la fiscalía de Santa Cruz desde el 11 de marzo del 2011 hasta el 13 de noviembre del 2012, le pateó el tablero y la antigüedad a los fiscales de Santa Cruz.
Acerca de si su nombramiento fue político, respondió el exfiscal general, Mario Uribe, en su declaración prestada en la comisión investigadora el 17 de noviembre pasado. “No recuerdo exactamente, me parece que (la coordinación en la designación) era (con) el doctor Wilfredo Chávez cuando ejerció el cargo de Viceministro de Coordinación Gubernamental o Ministro de Gobierno. Debo aclarar que esa coordinación se refiere a que si el doctor Isabelino Gómez reunía o no las condiciones y requisitos para ser Fiscal de Distrito”, señala Uribe, según el expediente al que tuvo acceso El Día.