Páginas vistas en total

miércoles, 23 de octubre de 2013

"El viejo" identifica dónde gente del Gobierno puso las armas que luego culparian a los "terroristas". todo estuvo armados, inventado, creado para inculpar a los cívicos y a la dirigencia empresarial

El considerado testigo clave en el polémico caso Rózsa, Ignacio Villa Vargas "El Viejo", reveló que conoce dónde se guardaron las armas que se utilizaron en el operativo del hotel Las Américas.
"Yo tengo datos del lugar donde se guardó el arsenal que utilizaron, además tengo datos de los dueños y de los vehículos que también se utilizaron para el operativo, solo que no los puedo traer porque no se me permite leer y no puedo memorizar muchos datos", así de contundentes fueron las palabras de "El Viejo" en su declaración de ayer.

El caso Rózsa, que surge después de la muerte del ciudadano Eduardo Rózsa junto a otras personas en el hotel Las Américas, quienes supuestamente intentaban separar el país, se encuentra en la etapa de declaraciones de los imputados.
Sobre este hecho se tiene a varias personas involucradas, porque supuestamente estaban ligadas a Rózsa. De estas personas, muchas se encuentran con detención preventiva.

Declaración. Ignacio Villa Vargas, quien actualmente se encuentra declarando en esta etapa del caso,  reveló que mientras se realizaba el operativo del hotel Las Américas, otras personas se encontraban metiendo las armas al stand de Cotas en la Feria Exposición de Santa Cruz, para inculpar a otras personas, entre ellas al entonces presidente de Cotas, Ronald "Chichi" Castedo.
"El Viejo" aprovechó su declaración para ratificar que sufrió grandes torturas por parte de personas allegadas al Gobierno.
Inclusive indicó que Carlos Núñez del Prado lo habría llevado hasta la frontera de Bolivia con Argentina después de grabar el video soborno y advertirle que su familia correría peligro si regresaba.
Villa Vargas dijo que Eduardo Rózsa le habría comentado que Núñez del Prado era de confianza y que habrían estudiado juntos en Santiago de Chile.
Finalmente el Tribunal de Sentencia del caso suspendió la audiencia hasta hoy.

Audiencia. Sin embargo, antes de iniciarse la audiencia, el coronel Zoilo Salces, justificó su ausencia en la audiencia del lunes, argumentando que las autoridades pertinentes para encargarse de su traslado a las audiencias no lo están haciendo y que esta acción estaría perjudicando su participación. "Con la ayuda de mi esposa y muñeca conseguí venir a Santa Cruz, porque nosotros averiguamos pasajes. Exijo garantías para estar en las audiencias. Que quede sentado que no tengo intención de que se demore el proceso", precisó.