Páginas vistas en total

lunes, 6 de mayo de 2013

Guido Nayar asegura que el montaje del caso Terrorismo Uno, llegó a su fin. que Soza está impune por la complicidad del Gobierno. algunos extorsionadores en Palmasola y otros todavía escondidos

El Gobierno pasa a la ofensiva en el final del caso terrorismo
La ejecución extrajudicial en el hotel Las Américas solo tuvo un solo propósito, criminalizar la lucha autonómica e inculpar a todos los sus líderes. Evo siempre utilizo el abuso policial y el sometimiento judicial para culpar a otros. El proceso está viciado y es nulo de puro derecho. Todos los plazos que establece la ley se han vencido, los procedimientos, la competencia y la jurisdicción violadas. 
Evo siempre fue convencido por los autores intelectuales del MONTAJE que sentenciando a los acusados, el caso terminará y el saldrá impune. Tanto en las comisiones de derechos humanos de la OEA y europeas donde están abiertas las investigaciones. MAS los futuros juicios que se avecina irremediablemente. El gobierno repite la viejas campañas mediática llenas de mentiras descubiertas, acusaciones, probadamente falsas. 
El MONTAJE llego a su fin, al descubrir que fue el gobierno el autor intelectual y material. El verdugo Soza solo esta impune por la complicidad del gobierno. Algunos extorsionadores silenciados por el MAS en la cárcel de Palmasola y otros operadores escondidos por el MAS.
El juez y el tribunal están comprados y la sentencia esta negociada por la corrupción MAS asquerosa.