Páginas vistas en total

martes, 4 de diciembre de 2012

Amalia Pando de ERBOL entrevistó a Mario Cronembol alcalde de la ciudad de Warnes quién relató con pelos y señales la extorsión de Rivera y Rodas. le contó a Evo, Evo le dijo "aguanta. yo aguanté 17 años y aquí me tienes de Presidente" o sea Evo sabía todo


El alcalde de Warnes, Mario Cronembold (MAS),  reveló hoy que denunció en agosto de este año ante el presidente Evo Morales en persona, que estaba siendo víctima de la red de extorsión del grupo de los entonces abogados del Ministerio de Gobierno, Fernando Rivera y Dennis Rodas, quienes habrían ocasionado que lo encarcelen, haciendo un mal uso del poder que les ratificó el ministro Carlos Romero el 3 de febrero pasado.

Amalia Pando entrevista a Mario Cronenbol en ERBOL


“Rodas y Rivera, con un poder ratificado por el ministro Carlos Romero, extorsionaban, estos tipos mal usaron el poder que les  otorgó el Ministerio de Gobierno para extorsionar”, dijo Cronembold, en una entrevista concedida a la Red ERBOL.

La revocatoria de ese poder especial –al que se refiriere Cronembold– confirió “el Ministerio de Gobierno, representado por Carlos Gustavo Romero Bonifaz, en favor de los abogados: Dennis Efraín Rodas Limachi-Jefe de la Unidad de Gestión Jurídica dependiente de la Dirección General de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Gobierno y/o Fernando Rivera Tardío, asesor legal del Ministerio de Gobierno” el 3 de febrero de 2012, según el testimonio del poder al que accedió este medio.


Cronembold, que estuvo detenido en el penal de Palmasola durante 38 días acusado de legitimación de ganancias ilícitas, señaló que en su caso particular, añadió que en su caso particular también fue víctima de la red de extorsión y corrupción encabezada por Rivera, porque le habrían pedido 50 mil dólares para no enviarle a la cárcel.

“Yo vine a denunciar que también fui víctima de esta red de extorsión y corrupción. Los señores Rodas y Rivera, con el poder que tenían otorgado por el Ministerio de Gobierno, el 20 de julio de este año se querellaron contra mi persona y me acusaron nuevamente (por legitimación de ganancias ilícitas), no lograron sacarme plata y me metieron preso”, dijo.

Explicó que en su primera audiencia cautelar, el juez Arturo Vargas, que fue la primera autoridad que vio su caso, llamó a sus abogados defensores y les reveló que tenía presión de Rodas y Rivera, para meterlo preso aunque no tenga los elementos suficientes que lo involucren con el delito de legitimación de ganancias ilícitas. 

“Vargas dijo a mis abogados recúsenme, no puedo mandar preso a una persona con estos antecedentes, entonces, lo recusamos a ese primer juez  y él aceptó la recusación.  Luego, apareció en escena el juez cautelar Fernando Orellana; y antes de la audiencia cautelar ante  Orellana, la esposa  del fiscal de mi caso Roberto Achá (quien es el mismo que le inició el proceso por ganancias ilícitas al estadounidense Jacob Ostreicher)  nos dijo que tenemos que dar 50 mil dólares para que yo no vaya preso”, sostuvo.

Según Cronembold, la esposa de Achá, de nombre Cori Balcázar, era una de las operadoras de la red de extorsionadores. “El dinero le pidieron a mi esposa, no pagamos, por tanto, Orellana me mandó preso a Palmasola”, ratificó.

Después de salir del penal de Palmasola, el alcalde de Warnes dijo haber denunciado la extorsión que estaba sufriendo ante el mismo presidente Morales y ministro Romero, durante un encuentro de alcaldes en el Hotel Casa Blanca de la ciudad de Santa Cruz, pero el Primer Mandatario sólo le habría respondido que siga “aguantando” las presiones, tal como él lo hizo durante 17 años antes de llegar a ser Jefe de Estado.

“En el hotel Casa Blanca, donde estábamos todos los alcaldes, yo le reclamé al presidente Evo Morales y al ministro Romero, hasta cuándo voy a estar con esto, miren, me siguen extorsionando, por último le dije al Presidente, ‘si soy culpable que me vuelvan meter preso’ y el Presidente me dijo ‘yo aguanté 17 años de juicios, presiones y aquí me tienes de Presidente, aguante’, entonces yo aguanté”, relató.

Mientras, Romero le habría dicho que “estos tipos (Rivera y Rodas) se están abusando y vamos a tomar acciones”. Esa queja, el alcalde masista de Warnes habría expresado ante Morales y el Ministro de Gobierno en agosto de este año.

todavía se atreve Edgar Andrade (abogado policía) a relatar que quizo cobrarle 260 mil dólares a Jacob, el 1% del capital a invertir en Bolivia. acaso estaba constituyendo una S.A., elaborando estatutos, obteniendo personalidad jurídica, etc., qué atrevimiento. menos mal que J.O. tiene documentados sobre el dinero que recibió Andrade


El abogado y ex jefe policial coronel Édgar Andrade España admitió haber mantenido una relación con el estadounidense Jacob Ostreicher, pero solo en el ámbito legal de defensa profesional.
Manifestó que en 2010 conoció a Ostreicher y hubo muchos abogados que querían tomar el caso, pero él fue designado para esa misión. Todos los asesoramientos apegados al derecho fueron cumplidos, aclaró.  
Inicialmente, Andrade afirmó que cobró a Ostreicher $us 260.000 de honorarios, que corresponden al uno por ciento de un total de $us 26 millones. “Quiero aclarar que hubo un acuerdo que mi persona iba a cobrar el mínimo del arancel,  que es el uno por ciento, y no fueron $us 60.000”, declaró.

Contó que cuando Ostreicher llegó al país se le gestionó sus documentos personales y los papeles de sus empresas para ponerlos en orden; sin embargo, las relaciones se fueron deteriorando porque Jacob no seguía los consejos legales que le recomendaba para avanzar en la demanda contra la colombiana Claudia Liliana Rodríguez Espitia. “Era amigo de Osi Dorado y de Maximiliano Dorado. Yo le recomendaba que no era bueno esa amistad, porque podría causarle problemas”, dijo.
Según Andrade, todo acabó cuando supo que Jacob contrató a otros abogados que defendían a los hermanos Dorado. 
El ex jefe policial afirmó que la relación con Ostreicher duró casi seis meses, pero que solo fue en el marco jurídico legal y no abarcó el campo de la seguridad, porque ya se había retirado de la Policía. 
Andrade negó haber viajado con Ostreicher a Cochabamba, s aunque admitió que lo llevó al aeropuerto para que él viaje a una reunión a Brasil, por causa de su religión. 
Finalmente, confirmó que se desempeñó como jefe de la Felcc y que Ostreicher no le terminó de pagar sus honorarios profesionales.

crónica completa de los escenarios y personalidades que se refieren al caso corrupción-extorsión ofrece LTD en que menciona a Juan R. Quintana, el silencio de García que en determinado momento impulsó las acciones en contra de Ostreicher y el periplo de Gómez que pasó la noche en la FELCC


La detención del exfiscal de Distrito de Santa Cruz Isabelino Gómez en Sucre y su posterior traslado a Santa Cruz para que responda por dos acusaciones de extorsión, concentró ayer la atención de las acciones para dar con los implicados en la red de corrupción y extorsión, integrada por funcionarios de los ministerios de Gobierno y de la Presidencia.
Asimismo, como parte de las acciones para esclarecer las denuncias de extorsión al estadounidense Jacob Ostreicher, se tomaron declaraciones a fiscales y administradores de justicia, citados como testigos, y se allanaron viviendas en la capital cruceña para confiscar documentación.
Gómez, acusado de estar ligado a los dos exasesores jurídicos, se declaró inocente y aseguró que desvirtuará las denuncias en su contra.
El exfiscal de Distrito de Santa Cruz y otrora hombre fuerte del Ministerio Público, fue detenido ayer al mediodía en Sucre. Lo sindican de ser parte de una red de extorsionadores, que presionaba a jueces y a fiscales para revertir fallos o para favorecer a litigantes.
Hasta el momento, sin Gómez, son cinco los detenidos preventivamente por la supuesta red de corrupción y extorsión.
Enmanillado, cabizbajo y visiblemente agobiado por la situación que le toca vivir, Gómez que el 14 de marzo de 2011, al asumir la Fiscalía cruceña, prometió combatir la corrupción y a los narcotraficantes, bajó de la aeronave de Aerocon que lo trajo ayer desde Sucre, a las 18:35, en la pista del aeropuerto El Trompillo de la capital cruceña.
Sin tener opción para hablar con los periodistas fue llevado en un vehículo con vidrios oscuros hasta la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), donde pasó la noche. Hoy puede ser presentado ante un juzgador.
Pero el calvario de Gómez comenzó hace varios días, ya que su nombre empezó a ser señalado en reiteradas oportunidades como uno de los presuntos integrantes de la red de extorsionadores que se descubrió con la aprehensión de abogados del Ministerio de Gobierno.
Este lunes, Gómez debía presentarse a declarar ante la comisión de ocho fiscales que investigan la supuesta organización en Santa Cruz por el caso del estadounidense Jacob Ostreicher, pero estuvo toda la mañana en la capital chuquisaqueña.
Allí testificó desde las 8:00 hasta poco después del mediodía ante el fiscal Enrique Montaño, miembro de la unidad Anticorrupción de la Fiscalía General del Estado, pero por otro caso, también de presunta extorsión.
Gómez respondió a la denuncia presentada por Cresencio Rojas Pinto, sujeto procesado por un caso de violación y encarcelado en el penal de Palmasola. Supuestamente el exfiscal intentó cobrar “coimas” en desmedro de su detractor, al que se habrían sumado otros reclusos que entregaron una veintena de denuncias similares.
Antes de declarar ante autoridades de Sucre, Gómez conversó con la prensa de esa ciudad. Se declaró inocente y afirmó no tener ningún vínculo con los presuntos hechos denunciados por el estadounidense Jacob Ostreicher, quien lo calificó como uno de los principales “exfiscales corruptos”.
Para el viceministro de Régimen del Interior, Jorge Pérez, Gómez era parte del grupo extorsivo denunciado por Ostreicher y que incluso amenazó al juez Zenón Rodríguez con enviarlo a la cárcel si no revertía su fallo a favor de las medidas sustitutivas para el estadounidense.
Más temprano, en las oficinas del Ministerio Público cruceño, el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, ratificó que se impulsa una depuración en las filas de la Fiscalía que está afectada por múltiples denuncias de corrupción.
“Estamos en un proceso de limpieza dentro del Ministerio Público. No vamos a tolerar la corrupción ni el maltrato a la gente. Vamos a ser objetivos e imparciales”, aseguró Guerrero, en alusión a los jueces y fiscales relacionados con la red.
Los investigadores del caso de presuntas extorsiones hoy analizarán el caso de Gómez.
Fiscales reciben testimonios
Durante todo el día los fiscales que están investigando los nexos de una supuesta red de extorsionadores, con vínculos en el Gobierno, la Policía y el Órgano Judicial, recibieron los testimonios de algunas de las personas implicadas en este caso.
El juez Wilson Arévalo fue el primero en declarar ante los fiscales. Es acusado de revertir un fallo para perjudicar a Ostreicher, pero él aseveró, al salir de la Fiscalía, que actuó conforme a las disposiciones jurídicas y que su fallo fue ratificado por el Tribunal Departamental de Justicia.
También se hizo presente en las oficinas centrales del Ministerio Público el fiscal Álvaro La Torre. La autoridad entregó a la comisión de investigadores una solicitud de presentación voluntaria para testificar y señaló que su participación en el caso Ostreicher fue mínima, ya que sólo había sido convocado para dar un criterio técnico sobre la investigación por legitimación de ganancias ilícitas y luego lo apartaron del proceso.
Por la tarde se presentó el exdirector de la Dirección de Bienes Incautados (Dircabi) Moisés Aguilera, que ya declaró la semana pasada. La exautotridad pretendía ampliar su primer testimonio, pero no lo pudo hacer por la ausencia de fiscales para que escuchen su versión.
De la misma forma, el fiscal Roberto Achá se presentó voluntariamente para declarar por las acusaciones que hay en contra de su esposa, Cory  Balcázar, que supuestamente se hizo pasar por apoderada de los bienes de Ostreicher. Achá negó el hecho y dijo que su cónyuge es representante legal de una propiedad colindante a la del ciudadano estadounidense.

Erradicación de “malos”
El representante en Bolivia de la Oficina de las Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito, César Guedes, lamentó que funcionarios públicos estén involucrados en actos de extorsión y corrupción, por lo mismo pidió que las investigaciones sigan su curso y que los “malos elementos” sean “erradicados”de las instituciones públicas.
“Muy lamentable de que funcionarios públicos se presten  a hacer este tipo de actividades de extorsión, porque han sido contratadas para dar protección y velar por el bien de las personas, no para que utilicen su posición y su poder para afectarlas. Incluso aquellas que puedan estar en conflicto con la ley necesitan tener procesos justos, investigaciones justas, trasparentes”, indicó Guedes.
Guedes dijo que estas situaciones afectan la credibilidad en el Órgano Judicial, Ejecutivo y Ministerio Público, que se podrán subsanar sólo con acciones contundentes.

Fiscal general: hay más implicado
El fiscal general, Ramiro Guerrero, declaró ayer, a su paso por Cochabamba, que existen más implicados en el caso Red de extorsión, entre fiscales, ex fiscales, jueces y ex jueces, aunque no quiso dar más detalles al respecto, pese a la insistencia de los periodistas.
“Producto de las declaraciones que se ha tomado a alguna gente que ya está en (la cárcel de) Palamasola (Santa Cruz) guardando detención, es que están saliendo algunos nombres, para lo cual se los está citando para tomar declaraciones, y se pueda generar un cuadro de implicados”, explicó.
Agregó que ya hay algunos detenidos en Palmasola, otros en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y contra el Narcotráfico (Felcn), detenidos por delitos como extorsión, uso indebido de influencias y cohecho. “Esto continúa en investigación y me reservo dar mayores de talles sobre el tema”, dijo.
Guerrero especificó que, pese a las informaciones preliminares, el exfiscal de Santa Cruz, Isabelino Gómez, no fue detenido por el caso Red de Extorsión, por el que se le abrió investigación en Santa Cruz, sino por otro caso.
Consultado sobre la permanencia en celdas de la Felcc de los presuntos cabecillas de la red de corrupción, Fernando Rivera y Dennis Rodas en lugar de ser recluidos en Palamasola, el Fiscal General dijo que el Ministerio Público presentaría la apelación. “Ellos deben estar donde deben estar”,  sostuvo el fiscal General.

Indicios y acusaciones contra Gómez
* El exfiscal Isabelino Gómez ha sido implicado en presuntas irregularidades denunciadas por el ciudadano alemán Dirk Schmidt, preso en el penal de Palmasola presuntamente vinculado a una extorsión a menonitas, que también involucró al exviceministro Gustavo Torrico.
* Gómez fue fiscal de materia en La Paz y tuvo a su mando la investigación de casos bullados como los enfrentamientos en Caranavi (La Paz) o el caso de corrupción en Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), por el que está preso uno de los exhombres fuerte del MAS, Santos Ramírez.
* María Esther Gorena de Navía, esposa del coronel René Navía presuntamente involucrado con una red de narcotraficantes, entregó ayer en la Fiscalía documentación sobre la supuesta extorsión a la que los estaba sometiendo Gómez y su gente.
* El nuevo fiscal General del Estado, Ramiro Guerrero, resultado de una evaluación realizado del trabajo de los fiscales de Distrito removió a casi la totalidad de estos funcionarios entre ellos Gómez.
* Goméz se postulo a fiscal General del Estado, pero no recibió apoyo.
* Tras el descubrimiento de la red de extorsionadores y corrupción integrada por los ahora exasesores jurídicos del Ministerio de Gobierno y un funcionario del Ministerio de la Presidencia, el Movimiento Sin Miedo a través de su abogado Aida Camacho, denunció que el caso Chaparina, había sido asignado al exfiscal de Distrito de Santa Cruz, Isabelino Gómez.

Ministro Quintana
El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, informó ayer que un equipo jurídico de esa cartera de Estado investiga en Santa Cruz y La Paz para “identificar los ámbitos en los cuales estaría presuntamente involucrado” el exfuncionario del Viceministerio de Gestión Gubernamental José Manuel Antezana, vinculado con la red de corrupción y extorsión.
Informó que el Ministerio de la Presidencia recibe denuncias sobre las actividades ilegales del tráfico de influencias que realizaba Antezana en Santa Cruz. “Posteriormente se verificará el mal uso de la función que cumplía este señor en el Ministerio y con toda esa información entregaremos a través del Ministerio de Gobierno a la Fiscalía General del Estado”, complementó.
Aseguró, según la agencia Abi, que su Ministerio tiene todos los registros de viajes que realizaba “de oficio” Antezana a Santa Cruz, sin conocimiento del Viceministerio para “traficar influencias”.

El silencio del vicepresidente García Linera
Tras destaparse la existencia de una red de extorsionadores montada en el mismo aparato de Gobierno, el vicepresidente Álvaro García Linera no se refirió al tema, pese a que el pasado 8 de agosto (tres meses antes del escándalo) lanzara duras críticas a Estados Unidos por defender al ciudadano norteamericano, Jacob Ostreicher.
“Se desgarran las vestiduras con el narcotráfico, pero cuando son sus ciudadanos, el Gobierno (de Estados Unidos) quiere sancionarnos. Le hablo de una doble moral, de una actitud hipócrita de lucha contra el narcotráfico”, dijo en ese entonces el Vicepresidente en conferencia de prensa.
García Linera agregó que “el señor no ha sido acusado de comprar artesanías, está siendo acusado de narcotráfico, más bien debían exigir una sanción fuerte”.
García Linera también enfatizó, en esa oportunidad, que Estados Unidos no tiene moral para reclamar temas de justicia, cuando desde hace más de ocho años protege y cobija al expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, acusado de masacre y genocidio en las luctuosas jornadas de octubre de 2003.