Páginas vistas en total

martes, 20 de noviembre de 2012

pobre Jacob. nueva audiencia suspendida y es la número 21 de una serie de 26. inícuo. increíble, inaceptable acto de injusticia y burla para una persona que está al borde de los nervios.


Fuentes judiciales informaron de que el Ministerio de Gobierno no fue notificado de una de las pruebas aportadas por la defensa del imputado, lo que facultó la suspensión por 21 vez, de un total de 26 audiencias.
En la audiencia, que tenía que llevarse a cabo hoy a las 10:00 en el juzgado de la doctora Eneas Gentile en la zona de Tusequis, estuvo presente una comisión de EEUU liderada por Larry Memmott, encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos (EEUU), y la hija de Ostreicher, Chaya Gitty Weinberger. 
El imputado, que se negó a emitir declaración, retornó a la Clínic Incor, donde se encuentra internado por un principio de Parkinson, a la espera de su próxima audiencia.
Antecedentes 
Jacob Ostreicher llegó al país para realizar una inversión de 25 millones de dólares para montar una empresa de arroz, pero luego unos empleados suyos fueron detenidos por narcotráfico y el empresario figuró, según la acusación fiscal, como cabeza de un grupo que lavaba dinero ilegítimo.

El año 2011, la Fiscalía antidrogas de Bolivia abrió una investigación en su contra por el presunto delito de legitimación de ganancias ilícitas luego de que la Policía detectara que la administradora de Ostreicher (Claudia Liliana Rodríguez Espitia, de nacionalidad colombiana) mantenía ciertos vínculos con el brasileño Maximiliano Dorado, deportado por narcotráfico.

El empresario de 53 años, que incluso sostuvo una huelga de hambre en el penal de Palmasola, uno de los más peligrosos del país, negó cualquier relación ilegal.