Páginas vistas en total

sábado, 29 de septiembre de 2012

Nardi Suxo hace uso de todo su poder para perseguir a infractores de la Ley, peor aún si son opositores. resulta otra vez protagonista de al menos dos delitos. uso de beneficio público que deriva en abuso de autoridad y explotación y maltrato a una empleada doméstica en Alemanis. Veamos.


La ministra de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Nardi Suxo, negó ayer que su hija Cecilia Naira haya cometido en Alemania maltrato a una trabajadora del hogar, la boliviana Antonia Ramos Posco.
Nardi Suxo motivo de escándalo al obtener cargo diplomático para una hija en Alemania 
"Mi hija jamás esclavizó a nadie", dijo la ministra Suxo a la red radial Erbol. Sin embargo la ciudadana alemana, Babette Röhner, informó mediante correo electrónico que "la Asociación de Bolivianos en Berlin, "La LLajta", se solidariza con la señora Antonia Ramos Posco, quien fuera trasladada desde Bolivia a Alemania para trabajar como empleada doméstica de Naira Rivero Suxo, hija de la Ministra de Trasparencia y Lucha contra la Corrupción, Nardi Suxo".

Su hija en Alemania. La ministra relató que ella envió a Antonia Ramos a Alemania, y aseveró que tiene visa además del pasaje de retorno, adquirida por Suxo.
"Ella fue acogida en la casa de mi hija con todo amor. Esta persona (Antonia Ramos) también es universitaria. Lamentablemente fue mal aconsejada y dejó la casa de mi hija donde estuvo unos meses, llevándose sus pertenencias".

"No conocía a nadie" Pero la boliviana que era trabajadora del hogar en la casa de Naira Rivero Suxo denunció -según correo electrónico de Babette Röhner- "yo no conocía a nadie y tampoco el idioma. No me pagaba horas extras y tampoco me ha pagado lo que hemos firmado".
Agregó: "el contrato firmado decía que le iban a pagar 900 euros al mes, incluía seguro médico, horas extras, respetar horas de descanso". El pago no se habría cumplido y la mujer después casi  de un año de trabajar en Alemania debe retornar a Bolivia.
La ministra Suxo negó el presunto maltrato, y precisó que su hija fue enviada a Alemania para salvar su vida, y se eligió ese país europeo porque había aprendido alemán cuando se benefició de un intercambio de estudiantes cuando tenía 16 años.
Negó que exista nepotismo y dijo que continuará trabajando en esa embajada hasta que el Canciller David Choquehuanca así lo disponga.
Oposición
El gobierno ignora la denuncia
La senadora de Convergencia Nacional, Yanine Añez, dijo ayer que lamentablemente ese tipo de denuncias graves no tienen ningún eco en Bolivia.
"Esto amerita una investigación pero nadie se ha pronunciado es evidente que antes el senador Róger Pinto denunció algo así y por eso se ganó un proceso por desacato".
Mencionó que además del maltrato y explotación laboral en este caso hay que ver por qué razón la hija de una ministra estaba trabajando en una embajada de Bolivia.
"Si yo fuera el Canciller entonces eso fuera nepotismo, mi hija es preparada y está capacitada para ejercer esas funciones en la Embajada", respondió la ministra Suxo.