Páginas vistas en total

sábado, 25 de mayo de 2013

tensión en las relaciones entre EEUU y Bolivia. ante el anuncio de retirar visas a implicados en casos de injusticia de DDHH, Bolivia podría replicar, también nosotros impediremos que estadounidenses ingresen a Bolivia...Juan Ramón pone agrio ingrediente al caso Ostreicher


La decisión de Estados Unidos de retirar de Bolivia la oficina de asuntos antinarcóticos (NAS, por sus siglas en inglés) y los cuestionamientos sobre la justicia boliviana debido a las denuncias de presuntas ilegalidades en el caso del empresario Jacob Ostreicher, han tensionado más las relaciones bilaterales entre ambos estados.    
Ayer parlamentarios y personeros del Gobierno restaron importancia al anuncio hecho por el Gobierno de EEUU sobre el retiro de la NAS del país, ya que afirmaron que la lucha contra el narcotráfico mejoró sin el apoyo estadounidense.
Añadir leyenda

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, descalificó la intención que tiene Ostreicher para concretar una reunión con el presidente Evo Morales, afirmando que esto es solo un show mediático.
El extranjero estuvo ayer nuevamente en La Paz para entregar una segunda carta al presidente, donde denuncia a 10 ‘malos funcionarios’.
“En lugar de dedicarse a las imputaciones abusivas que está realizando en el país (contra funcionarios del Ejecutivo) debiera dedicarse a esclarecer el origen de su fortuna”, dijo Quintana, que además recordó que el estadounidense es investigado por la Fiscalía por su presunta participación en el lavado de dinero narco. 

Contra Sean Penn
Quintana también cuestionó las declaraciones del actor Sean Penn, que el lunes pidió a los congresistas de su país vetar la visa a EEUU a todas las personas que hubieran violado los derechos humanos de sus compatriotas, como el caso de Jacob Ostreicher.
Además, Penn pidió presionar ante las empresas que auspician el Dakar 2014 para que la carrera borre de su ruta a Bolivia. “Las declaraciones de Sean Penn ante el Congreso de EEUU son desconsideradas y reprochables. Son arrogantes y están expresando esa mentalidad de algunos norteamericanos que se creen dueños del mundo. Pretender influir en los congresistas de EEUU para que veten la participación de Bolivia en el Dakar, no es otra cosa que un ejercicio arrogante del poder y la subestimación de la soberanía del Estado boliviano”, expresó Quintana y llamó a Penn palo blanco mediático de Ostreicher. Dijo que si Ostreicher tiene denuncia contra personeros del Gobierno debe denunciarlos ante la justicia, de lo contrario se convertirá en cómplice y puede ser procesado.

La respuesta
Frente al ataque gubernamental el abogado de Jacob, Yimy Montaño, dijo que las autoridades están actuando con nerviosismo y que lo único que buscaba su cliente era mostrar al presidente la gente que le está  mintiendo. 
De igual forma cuestionó los ataques al actor Sean Penn, ya que recordó que fue el mismo presidente el que lo nombró  embajador ante el mundo. 
Finalmente, Montaño dijo que los 10 nombres de posibles nuevos involucrados en el caso extorsión serán presentados cuando la Fiscalía lo solicite 

  Otros detalles  
La fortuna de Ostreicher
El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, pidió que el estadounidense explique la procedencia de su fortuna. El abogado del extranjero, Jimmy Montaño, descalificó este pedido y recordó que hay un informe del IDIF que certifica que el dinero de su cliente ingresó al país de manera legal.
Acción de reciprocidad
Ante la posibilidad de que EEUU apruebe el veto de ingreso a su país para los funcionarios públicos que atenten contra los derechos de sus ciudadanos, el Gobierno recordó que la acción puede ser recíproca y asumir la misma posición desde Bolivia.
Independencia de poderes

Quintana aseguró que el presidente no puede influir en el caso de Jacob, aunque Montaño dijo que esto no se aplica.
MEMOTT CREE QUE NO SE TRATA DE PRESIÓN
 El encargado de Negocios de la embajada de los Estados Unidos en Bolivia, Larry Memott, dijo que las gestiones que realiza Jacob Ostreicher para entrevistarse con el presidente Evo Morales no es para presionar, sino porque está preocupado por la retardación de justicia, algo que, en su opinión, debe preocupar no solo a Estados Unidos sino también a los bolivianos. 
“El señor Ostreicher quiere ver su caso cerrado, porque ha estado esperando dos años por un juicio, ha estado aguardando que la Fiscalía ponga o retire cargos”, dijo y añadió que el mundo espera que se compueben los delitos, si es que los hay. “Si no hay pruebas, tienen que liberarlo, pero si las tienen tendrían que llevarlo delante de un juez”, apuntó.
Memott dijo que ellos no están intercediendo, pero que lo que sucede con su compatriota debería ser un asunto muy serio para Bolivia, porque  hay tantas personas que nunca han tenido un juicio, por eso ha pedido a la Fiscalía que resuelva la retardación de justicia.