Páginas vistas en total

viernes, 13 de octubre de 2017

adecuado el título "Gill no es ningún gil" que en el lenguaje de submundo llamado "coba" significa tonto, alicaído, estúpido. en efecto GILL paraguayo-venezolano llegó a Bolivia se alió con masistas y goza de lo lindo en una danza de millones que Lupe Cajías desenmarana teniendo como fuente el Facebook, donde Gill hace alarde de sus millones, de sus empresas, de sus embustes y manejos turbios. es apenas la punta del ovillo de la pudredumbre masista y degeneración corruptible.

Hace quinientos años éramos colonia en tiempos de Carlos V; hace 100 años éramos colonia anglosajona en tiempos de Churchill y Roosevelt; ahora somos colonia china, rusa y venezolana en tiempos de Maduro y del socialismo del siglo XXI. Cambia el estilo, no las ambiciones.

Carlos Gill (1956, paraguayo-venezolano) representa claramente cómo Bolivia pasó de una dependencia a otra, aunque ahora de forma más salvaje y ordinaria, porque la nueva rosca (clase emergente la llaman en otros países), no trae tecnologías.

Carlos Gill, esposo de una comunicadora, compró y hundió uno de los más sólidos periódicos paceños al ponerlo al servicio del oficialismo, a pesar del capital inyectado, a pesar de la publicidad estatal, a pesar de heredar un producto diverso y profesional. Lo hizo en silencio, escondido.

Después figuró como presidente de las empresas ferroviarias bolivianas, capitalizadas en los años noventa, tanto la oriental como la andina. Empresas que el Estado Plurinacional decidió no “nacionalizar” ni salen en informes congresales sobre la capitalización. Hace poco, los transportistas cruceños se quejaban porque esos vagones acaparan la producción soyera.

En sus directorios aparecen Mauricio Eloy Etienne Solares, a la vez relacionado con la obra civil para el teleférico, dueño de 224.500 hectáreas en Pando para explotar madera con su empresa Mabet; Leonor Montiel Parra de Bedoya, (venezolana) esposa de un alto ejecutivo bancario y representante de Pdvsa (Etienne declaraba hace años que ese banco y el Banco de la Unión lo ayudan en sus millonarias exportaciones); Mauricio Costa du Rels Flores, suplente del director titular (vicepresidente) Julio Augusto Montes de la Ferroviaria Andina, en 2015; Montes fue el primer embajador bolivariano de Venezuela en tiempos de Evo Morales (destituido intempestivamente el 2009), comprador de Gravetal a los colombianos.

Accionistas de Gravetal: Inversiones Inversoja (99%), Katarina Gumucio Stambuk (ligada a Abya Yala y a la fundación Evo, Juan Ramón Quintana les donó tres vehículos del Estado), Juan Valdivia Almanza. El socio mayoritario de Inversoja es Juan Valdivia Almanza (excongresista masista). La empresa funciona en el edificio del BNB en Santa Cruz. Es familiar de compradores de hoteles en Santa Cruz y Cochabamba con varios procesos por incumplimiento de contratos. Socio minoritario era Sebastián Rivero Guzmán, hermano de Susana Rivero Guzmán, novia de Julio Peñaloza Bretel de Abya Yala.

Gill y Montiel Bedoya aparecen como socios de una empresa constructora paraguaya Gómez Nuñez, contratada por Thales Air Systems para construir las torres para los radares que el Ministerio de Defensa compró a Francia en 2016. La filial boliviana fue inscrita cinco días antes del principal contrato sobre la base de una empresa con capital de Bs 1.000 (Bogen SA) cuyo socio es Mauricio Costa du Rels Flores, y es “autorizada” a contratar a Mauricio Etienne (Cottiene SA), en un negocio de 23 millones de euros.

Carlos Jorge Gómez Nuñez aparece en 2015 como suplente del director titular Mauricio Etienne en Ferroviaria Andina.

Gill publica muchos de sus negocios en su portal empresarial, pero no está esta nueva inversión.

En toda esta información, disponible en Internet, aparecen además datos sobre los problemas impositivos y de manejos bancarios de varios de estos personajes y de procesos que enfrentan por diversas causas. ¿Alguna entidad los investigará?
 
La autora es periodista

sábado, 7 de octubre de 2017

entidades de control financiero como ASFI y la UIF no sólo deberían "ver la parte delincuencial" sino el mal manejo de los recursos del Estado dentro de los Bancos que manejan las cuentas públicas. sin duda que superan los dos casos concretos denunciados. El Deber.SC.

Dos escandalosos desfalcos financieros determinan que los controles establecidos internamente en las entidades afectadas estén interpelados y deban responder por qué el sistema ha sido perforado y ahora se deba lamentar una millonaria pérdida económica. En el primer caso, el jefe de operaciones de una agencia provincial del estatal Banco Unión declaró haber desviado Bs 20 millones; después de las indagaciones, se supo que la cifra asciende a Bs 37,6 millones. El robo comenzó en diciembre con Bs 20.000; cuando este funcionario vio que podía seguir extrayendo cuantiosas sumas porque no existían los controles adecuados y ‘nadie’ se daba cuenta del ilícito, siguió haciéndolo hasta llegar a la cifra mencionada. Ahora, las indagaciones señalan que hay 18 funcionarios involucrados y ya rodó la cabeza de un gerente nacional, que también está investigado. 

La figura es muy grave tomando en cuenta que el Banco Unión ni siquiera tenía claro que la cifra era millonaria, ya que, según los primeros registros, la entidad financiera solo registraba una pérdida de Bs 480.000. El Banco Unión es la entidad estatal que está entre las más grandes financieras de Bolivia y en él se opera con el dinero de todos los bolivianos, lo que convierte el hecho en algo intolerable. 

No es el único caso, ya que en las últimas horas se ha sabido de otro desfalco, en Prodem, otra entidad financiera. Hasta el momento, un funcionario ha sido detenido y acusado de apropiarse de $us 9.000 y Bs 200.000. Hasta el momento no hay mayor información al respecto.
Los hechos alertaron a empresarios privados, quienes consideran que para ellos hay una sobrerregulación, controles permanentes y muy estrictos, pero no pasa lo mismo con las entidades que dependen del Estado, como en el caso del Banco Unión. Por otro lado, se abre un boquete en la confianza ciudadana, que es fundamental cuando se habla del manejo de los recursos económicos. Ya en Bolivia hubo experiencias amargas y nadie quiere que se repitan bajo ninguna modalidad.

La ASFI y la UIF están llamadas a investigar, aclarar y ejercer control eficiente sobre las entidades financieras públicas y privadas. Por su parte, el Banco Unión debe dar explicaciones y generar los cambios que sean necesarios para recuperar la fe de los bolivianos. No se debe permitir que el dinero del Estado sea vulnerable al mal manejo interno. A su vez, el Ministerio Público tiene que hacer una investigación profunda y objetiva, de manera que el país sepa quiénes son todos los responsables y que se castigue a todos los involucrados, así sean del más alto nivel ejecutivo. 

miércoles, 4 de octubre de 2017

funcionarios subalternos del Banco UNION sustrajeron grandes sumas de dinero en moneda extranjera, lo hicieron una y otra vez hasta alcanzar cifras considerables. ahora en proceso, la investigación apenas se abre. veamos detalles.


Revelan cómo robaba el extrabajador que desfalcó el Banco Unión


El principal acusado del desfalco millonario al Banco Unión, Juan P. M., que ocupaba el cargo de jefe de Operaciones de la agencia en el municipio de Batallas, confesó que sacaba constantemente grandes cantidades de dinero de los cajeros automáticos de la entidad bancaria, informó a ANF la abogada América Ríos.
Hace cerca de ocho años Juan P. M. ingresó a trabajar al Banco Unión como cajero y gradualmente fue ascendiendo de cargo hasta que desde 2016 ocupaba el cargo de jefe de operaciones de la agencia en Batallas.
Según la gerente General del Banco Unión, Marcia Villarroel, el acusado "al ser funcionario del Banco conocía los controles, conocía la operativa del Banco (por eso) ha vulnerado esos controles, el Banco apenas ha detectado esta vulneración".
Juan empezó a sacar grandes cantidades de dinero desde diciembre de 2016 hasta agosto de este año, según el fiscal Ruddy Terrazas. "Sacaba a veces diario 10 mil, 20 mil, 30 mil bolivianos o semanalmente de 80 mil o 100 mil bolivianos, se le hizo un hábito sacar este dinero", dijo.
Te puede interesar: Detención domiciliaria para dueño de Rent- A-Car por caso Banco Unión
El acusado conocía el manejo económico del Banco, los retiros y depósitos, el tema de los cajeros y todo lo referente al manejo económico.
"He tenido acceso a la declaración de este señor Juan P. M., cuando el Ministerio Público le pregunta cómo ha logrado sustraer tanto dinero, él responde que como ha trabajado tantos años en el Banco ha podido evidenciar que en esos cajeros automáticos el software es fácil de distraer", indicó la abogada a ANF.
Agregó que el acusado dijo "que el software de esos cajeros automáticos son burlables, se puede burlar" y de ese modo empezó a sacar dinero fácilmente.
Primero indicó que junto a un amigo sustrajo Bs 20 mil en diciembre del año pasado y que como nadie se dio cuenta ni hubo reclamos volvió a sacar recursos, esta vez de Bs 100 mil.
La abogada dijo que Juan P. M. mencionó que podía manipularse la seguridad de los cajeros automáticos porque no se sabía cuánto dinero salía o ingresaba.
"El dinero de donde este señor ha sacado son de los cajeros automáticos, no es de la seguridad del Banco, ha sacado de los cajeros automáticos", reiteró.
Una vez que se dio cuenta de que nadie se percataba de las sumas de dinero que sustraía, Juan P. M. comenzó a comprar vehículos lujosos, propiedades, equipos de comunicación de alta tecnología y una lancha.
Según las investigaciones preliminares, el sindicado y sus amigos lavaban ese dinero supuestamente invirtiendo en Rent-A-Car, en una productora de televisión y otros negocios.
"Compraban fácilmente vehículos de 80 mil, de 30 mil, compraban terrenos en La Paz sobre todo por un valor de 100 mil dólares", dijo el fiscal Terrazas.
Juan P. M. está recluido en el penal de Chonchocoro y a la fecha se desconoce oficialmente la cifra millonaria que sustrajo del Banco Unión. Se estima que se trata de al menos 20 millones de bolivianos.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Freddy Pando empieza con una pregunta y termina confundiendo al lector...al fin quienes atracaron la joyería? fue algo planificado para actualizar la "vocación policial de ofrecer seguridad ciudadana"? queda en duda lo realmente ocurrido.


¿Los atracadores eran los policías?


Ante la contundente declaración ratificatoria del gerente de Eurochronos que indicó que fue uno de los vestidos de agente policial el que le disparó a quemarropa en el estómago, y solo a efectos de colocar este hecho desde un punto de vista alegórico pero que ayude a comprender su seriedad (gravedad), bien podría conjeturarse que la película es algo así como que en realidad los policías eran los encapuchados que estaban dentro de la joyería tratando de defender las vidas de los empleados pidiendo clemencia a los que disparaban alevosamente desde la calle, que resultaban ser los asaltantes vestidos con chalecos antibalas y usando gorras.

De esta manera, un espectador nuevo al que se le sometiera estar frente a un monitor para ver las diferentes escenas filmadas desde varios ángulos, incluyendo una en que la versión del gerente coincide perfectamente con su declaración más otros videos donde se observa cómo una mujer muere ante una ráfaga proveniente de los delincuentes (los vestidos con chalecos) casi a la par de que un policía encapuchado es ejecutado, pese a levantar las manos, liquidado luego con un par de tiros más estando en el piso por sucesivos atracadores (que simulaban ser policías), podría (el espectador) perfectamente creer que eso fue lo que sucedió, sin lugar a dudas: tipos inclementes que, con tal de despejar los obstáculos humanos que les estorbaban en su afán por ingresar a la tienda, se abrieron paso a tiros, dejando una estela de muertes.

Es que de no ser así, las preguntas saltan y las explicaciones del ministro a cargo debieran ser vastas y lo más honestas posibles, ya despojándose de su aparente necesidad de amparar a la Policía cueste lo que costaron vidas humanas, y por simple respeto a la razón y la justicia. Claro que semejante actitud, incluso imaginada en el gobernante que hasta aquí tenía el mayor prestigio, se ve más improbable que la versión dada, revirtiendo los personajes. La duda espeluznante: ¿de qué serían capaces nuestros agentes cuando no son filmados por varias cámaras y con testigos públicos alrededor? El resto de las discusiones que hoy quieren instalar resultan patéticas.

viernes, 22 de septiembre de 2017

es la colombiana hoy acusada por Jacob de abusar de sus bienes en Bolivia, aunque el juicio va dirigido contra el judio neoyorkino que alcanzó en el pasado destruir "al gabinete jurídico de Evo" que operaba desde la Presidencia y los ministerio de Gobierno y Transparencia para encarcelar a Ostreicher y despojarle de los 30 millones de dólares que están en juego.


Juicio contra acusados de la red de extorsión inicia el 26 de octubre


El juicio oral contra los integrantes de la supuesta red de extorsión al estadounidense Jacob Ostreicher debe comenzar el 26 de octubre a partir de las 15:30. La audiencia fue fijada por los jueces del Tribunal Cuarto de Sentencia, Ubby Suárez, Marco Antonio Porras y José Ernesto Aponte.
Este es uno de los casos que más tiempo tomó en recaer ante un tribunal para su juzgamiento, ya que el inicio de las investigaciones data de 2011, año en el que Ostreicher luego de ser detenido acusado de lavar dinero del narcotráfico, denunciara ser víctima de extorsión de una red, que de acuerdo con los informes del Ministerio Público y la Policía operaba desde las esferas de algunos ministerios gubernamentales.
El juicio, que se instalará en octubre, tiene el sustento de una acusación de la comisión de fiscales anticorrupción por delitos de organización criminal, uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes, enriquecimiento ilícito con afectación al Estado y otros.
Entre los acusados figuran el expresidente del Tribunal Departamental de Justicia Ariel Rocha, que hace un par de semanas fue extraditado desde Colombia y hoy está detenido en el penal de Palmasola.
También están en la lista el exjuez Wilson Arévalo Coria que ya estuvo en la cárcel preso por haber liberado a narcotraficantes, el actual presidente del Tribunal Departamental de Justicia, Zenón Rodríguez, la exdirectora nacional de Bienes Incautados  Lina Miriam Acho Pinto, Jorge Vaca Justiniano, Janeth Velarde y otros que aún están prófugos de la justicia.
Todos notificados 
El tribunal aseguró que todas las partes involucradas en el juicio  (procesados, abogados, Fiscalía y Ministerio de Gobierno) han sido notificados. Hay personas que forman parte del proceso, pero que al no haberse hecho presentes los notificaron a través de edictos de prensa para no invalidar el juicio.
De igual forma, los jueces designaron a tres forenses para una revisión médica a Ariel Rocha, que está detenido en Palmasola y aduce tener problemas mentales, por lo que también se deberá designar siquiatras especialistas del IDIF para evaluar al procesado.
El juicio contra Ostreicher

Ayer debía iniciarse el juicio en contra de Ostreicher, donde es uno de los sindicados de lavar dinero narco, pero el acto fue suspendido por que Maximiliano Dorado Munhoz Filho, investigado en Brasil y en el país por tráfico de drogas, no asistió.  

La titular de Tribunal Primero de Sentencia, Gladis Alba, abrió el juicio pero tuvo que posponer el inicio del proceso debido a la ausencia del sindicado como narco, que a través de su defensa presentó un memorial en el cual argumenta que su notificación debe ser anulada, porque Dorado está preso en un penal brasileño y no se enteró del auto de apertura del juicio.

Debido a esto los juzgadores decidieron enviar un exhorto suplicatorio a Brasil, para recibir formalmente información sobre Dorado, que hace poco ingresó a Bolivia y al volver a su país fue detenido por la Policía Federal.
Quien sí asistió al inicio de juicio fue la colombiana Claudia Liliana Rodríguez Espitia, que estuvo asistida por su abogado,  Evert Pinto. Esta mujer, que fue sindicada por Ostreicher de hacer un mal manejo de sus bienes y a la que hace un par de semanas volvió acusar de estar beneficiándose de lo que quedó en el país. EL DEBER intentó hablar con ella, pero dijo que lo haría en otro momento y aclaró que tenía mucho que revelar.

Junto a Ostreicher, Rodríguez y Dorado, son enjuiciados el colombiano John Wilson Díaz y brasileño Ozzsie Dorado Lozada, ambos vinculados en diversos casos de tráfico de drogas, donde supuestamente se vieron involucrados políticos, empresarios y autoridades locales. 

domingo, 17 de septiembre de 2017

insiste el oficialismo en negar que hubo procedimientos equivocados en Eurochronos. que lo hicieron todo bien, que protegieron las vidas, etc., cuando a estas alturas, la ciudadanía admite un procedimiento errado. Valverde replantea el tema y pide un sinceramiento para trazar una línea que impida cometer los mismos errores de improvisación y poco profesionalismo.


Se transmite mal, no se interpreta mal



sábado, 16 de septiembre de 2017

Manfredo inspirado compara "los magistrados de la primera época masista disfrazados" con los "magistrados DOS, con cuellos y corbatas" todo para llegar al poder judicial, aún cuando en el fondo se trata "de la misma chola con otra pollera" y la farsa colosal para burlar la Justicia y someterla al MAS, como hoy mismo sucede.


La farsa al descubierto