Páginas vistas en total

jueves, 22 de mayo de 2014

Eduardo León abogado de las víctimas de la matanza en Arcopongo, presentó querella en contra de Glais Vargas y Julia Figueredo del MAS y de un vice ministro Juan Tiburcio Aguilar, que en dos días despojaron de la mina a la Cooperativa Palma Flor.

Los familiares  de  los  cooperativistas  acribillados y heridos en Arcopongo,  presentaron este jueves una querella  penal,  contra  las  diputadas del Movimiento al Socialismo (MAS), Gladis Vargas Escobar,  Julia  Figueredo; el asambleísta  departamental, Juan Marca Poma y el viceministro, Juan Tiburcio Aguilar por tener presunta responsabilidad en la “masacre” suscitada en los últimos días en la provincia  Inquisivi del departamento  de La Paz,  asó lo  hizo  conocer  el abogado de las  víctimas,  Eduardo  León.




Argumentó  que estas persona son responsables  de los hechos de sangre  en Arcopongo, por que en menos 72  horas  consiguieron las  autorizaciones, personería  jurídica de la cooperativa  Palma Flor para  operar  en el yacimiento que  ya era operado por los comunarios del  lugar.


“Es  debido a  este  tipo de actos  y corrupción que ha  cometido el viceministro, cuando el 10 de  junio del 2013 pasando por alto la extensión a la cooperativa Palma Flor Ltda., a pesar de la prohibición de entregar personerías, así mismo el 12 de julio, se  reconoce esta personería, aca existen dos personas  que han hecho tráfico  de influencias, en favor de esta cooperativa creada  en dos  días”,  explicó el jurista.


Puntualizó que el delito que  sustenta  la querella penal en contra de estas personas, son asesinato, organización delictuosa, terrorismo, lesiones graves y gravísimas  y otros, cometidos  durante  la matanza  de al menos tres personas en Arcopongo.


La cooperativa que sufre las  agresiones tenía todos  los  trámites  legales para  operar  en el yacimiento, según León.