Páginas vistas en total

sábado, 4 de agosto de 2012

conforme lo hemos ido informando. Rojas actuaba en estrecha relación con Villegas. Villegas conocía todo. por tanto esto se llama "complicidad"


 El exgerente nacional de las Plantas de Separación de Líquidos de YPFB, Gerson Rojas, aseguró que todas sus acciones respecto al manejo de dinero y gestiones para la construcción de las separadoras de líquidos Gran Chaco y Río Grande, eran conocidas totalmente por el titular de la institución Carlos Villegas, quien por conducto regular informaba a las dos máximas autoridades del país.

“Era cercano a él (Villegas) tenía mucha comunicación. Eso nadie lo puede negar, era un hombre de confianza. El año pasado, manejé casi 1.000 millones de dólares y este año tenía previsto manejar 2.200 millones de dólares. ¿Dígame si eso es o no tener confianza? Yo no soy el presidente de YPFB, sólo soy un funcionario más, hasta ese nivel he llegado”, dijo. 

más de tres horas declara Villegas. trasladan al Fiscal a cargo del caso YPFB. corrupción en la planta de Ùrea?


En medio del escándalo de YPFB, una fuerte tensión y supuestas presiones políticas, anoche se conoció que el principal investigador de la comisión de fiscales que lleva el caso, Carlos Candia, fue cambiado por órdenes superiores de la Unidad Anticorrupción a Sustancias Controladas o Ley 1008.
El presidente de la petrolera estatal, Carlos Villegas, se presentó ayer de manera voluntaria en la Fiscalía para declarar.
Ratificó que no conocía las actuaciones supuestamente ilegales de exejecutivos de la empresa.
Extraoficialmente, ayer El Deber pudo conocer que Candia habría recibido fuerte presión política e incluso de la estatal petrolera YPFB, lo que habría motivado su cambio.
Al respecto, Candia admitió que fue cambiado de la Unidad Anticorrupción a la de Sustancias Controladas, pero aún no sabe si puede continuar investigando el caso.
“Ya estaba previsto. Es una instrucción superior y yo cumplo. Sin embargo, estoy haciendo las consultas a Sucre y no sé si voy a seguir en la comisión anticorrupción. Somos cuatro los fiscales encargados del tema, pero como le digo, hay una decisión jerárquica que autoriza el cambio”, afirmó Candia.
Mientras tanto, el principal sospechoso de la presunta corrupción en la licitación de la planta separadora de líquidos Río Grande, Gerson Rojas Terán, en una entrevista a la red PAT reiteró que era el hombre de confianza del presidente de YPFB, Carlos Villegas, y que sabía de todas las acciones respecto al dinero y la construcción de las plantas.
También indicó que Ugarte dejó de ser su amigo por haber inventado una gran mentira. De la misma forma, desmintió haber recibido dinero de la empresa argentina AESA y dijo que los 90.000 dólares que fueron encontrados en una caja fuerte de su pertenencia son fruto de 17 años de su trabajo.
Agregó que todos los contratos son firmados por la máxima autoridad ejecutiva de YPFB, Carlos Villegas.
Declaraciones de Villegas
Por su parte, Villegas, que llegó de manera voluntaria al Ministerio Público, declaró durante tres horas y media y desmintió las aseveraciones de Rojas.
El ejecutivo reiteró la denuncia presentada el 19 de junio, en principio por el delito de uso indebido de bienes del Estado y conducción peligrosa y, posteriormente, por la querella por el ilícito de enriquecimiento que compromete a los exfuncionarios Gerson Rojas y Agustín Ugarte.
Al ser consultado sobre su relación con Rojas, el máximo ejecutivo de YPFB explicó que la gestión empresarial necesariamente hace que tenga una comunicación directa con todos los gerentes, sin excepción.
“Con Gerson Rojas tenía una relación de las actividades que se realizaban en la gerencia y de aquellas que tienen respaldo jurídico; de otro tipo de actividades desconocía y, por lo tanto, la justicia probará la ilegalidad”, explicó.
Respecto a si Villegas podría ser citado de nuevo, Candia señaló que “por supuesto, no se descarta citarlo. Mire, lo hemos interrogado sobre el proceso de licitación y vamos a evaluar con las otras declaraciones testificales de la comisión calificadora”, dijo.
Por otra parte, a través de un comunicado firmado por Mikael Jansen, gerente de ventas para América Latina, la empresa Haldor Tops de Dinamarca se declaró “sorprendida” por el resultado del proceso de evaluación técnica para el proyecto de planta de urea de YPFB.
Advierten de otro caso
Santa Cruz | ANF
El Jefe de Bancada de Convergencia Nacional, Luis Felipe Dorado denunció presuntas irregularidades en el proceso de licitación para la Planta de Urea de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). Aseguró que de confirmarse las anomalías, se configuraría un segundo caso de corrupción en la empresa estatal.
De acuerdo a documentos a los que tuvo acceso Dorado, se habría descartado la licitación de empresas reconocidas a nivel mundial en el rubro, para contratar otras empresas de las que no se tendrían referencias, según señala el comunicado de la empresa Haldor Tops de Dinamarca sobre el resultado del proceso de evaluación técnica para el proyecto de Planta de Urea de YPFB.
"Acabamos de conocer las quejas planteadas por empresas internacionales sobre extraños manejos en el proceso de licitación, donde se descalificó a firmas de reconocida experiencia mundial y se dio preferencia a otras, de las que no se conocerían referencias previas. Parece que el Gobierno no está actuando con firmeza ni transparencia", manifestó Dorado.

“Hay que investigar a todos”
“Lo que corresponde dentro de este proceso es que se hagan las auditorías y se pueda determinar a cabalidad cuál es la responsabilidad, pero en suma responde el funcionario público por los resultados de su gestión o administrativos en cualquier institución”, señaló la experta  en Derecho Penal, Éricka Oroza.
Añadió que por eso, el presidente de YPFB, Carlos Villegas, tendría que estar dentro de las investigaciones.
“El es un funcionario que debe responder por los resultados de su administración y dentro del curso de las investigaciones y del proceso en sí se determina cuál es su grado de responsabilidad.