Páginas vistas en total

domingo, 16 de febrero de 2014

persiste en acusar a Soza de extorsión. ofrece otros detalles Matkovic que fuera Prefecto de SC y representante empresarial incluso en EXPO como Presidente. detalles que revisten importancia para conocer la verdad del Caso Rozsa. todo fue planeado fríamente.

“El Ministerio de Gobierno ya estaba en poder del hotel y con autorización de los administrativos de Las Américas. Ellos mandaron bloquear el cuarto piso donde existen 35 habitaciones y a retirar, si es que había algún alojado. Este espacio solo se destinó para hospedar a los extranjeros (Rózsa y su grupo), a los venezolanos y a los del operativo del Utarc, más a los del Ministerio de Gobierno para que no hubiera ningún herido ni muerto civil, ni se escuchara nada”, afirmó el empresario cruceño Zvonko Matkovic ayer en una entrevista en el programa Asuntos pendientes, conducido por Tuffí Aré.
Esta es una nueva revelación que hace el exprefecto que denunció extorsión del exfiscal Marcelo Soza para liberar de cargos a su hijo Zvonko Matkovic Ribera del caso de supuesto terrorismo. Habló serenamente, en ningún momento perdió la compostura y sostuvo en varias intervenciones su tesis de que días antes del 16 de abril de 2009 todo estaba calculado. 



“Ellos les instruyeron: ‘Díganles que ya no hay espacio en este hotel y que tal día entra una delegación y que se tienen que salir’. Es así como primero arreglaron para que salieran del hotel
Santa Cruz y luego los llevaron a Las Américas. Por eso fue premeditado, desconectaron las cámaras y desalojaron el cuarto piso porque iban a operar, podemos decir que prepararon el matadero”.

Con esta versión, cuya fuente se negó a revelar, instó a preguntarse: ¿cómo sabía la gente del Gobierno que Rózsa y su grupo se iba a alojar en Las Américas? ¿Por qué hicieron entrenamiento militar para entrar en esas habitaciones en base a maquetas que corresponden a sus habitaciones? “Entrenaron antes de la matanza”, aseveró, consciente de que insinuó la complicidad de los ejecutivos del hotel de la calle 21 de Mayo esquina Seoane.

“Ellos tenían conocimiento. Un ejecutivo dijo esto: ‘Si yo hubiera sabido que los iban a matar, no daba autorización’, lo dijo porque le pidieron (las instalaciones) para hacer un operativo para apresarlos, no para matarlos”, sostuvo Matkovic.

Este medio intentó conversar con Juan Carlos Zurita o Hernán Rosell, propietario y gerente del hotel, respectivamente, de ese entonces, pero no fue posible. El primero vendió las instalaciones y está de viaje. El segundo ya no trabaja más allí y fue imposible ubicarlo (extraoficialmente se sabe que no desea recordar más el caso).
Más denunciasEn la entrevista radial de la que también participó el exdirector de Régimen Interior Luis Clavijo (vía telefónica), este acusó al expresidente de Cotas Ronald Castedo de delatar a otros cruceños.

“Me buscó para hacer delación, esto es lo que se conoce cuando un delincuente vende a los otros delincuentes para buscar beneficios para él. Esto se realizó el 20 de abril, a cuatro días del operativo. Fue como buscar una salida fácil porque era presidente de la logia Caballeros del Oriente. Yo le dije que fuera a la Fiscalía”, concluyó y dejó prendida la mecha, y Castedo no tardó en responderle por este medio
MÁS REVELACIONES
Las extorsiones del caso
1 El 7 de febrero el empresario afirmó que unas 50 personas pagaron para no ser procesadas e identificó a nueve

2 Sostiene que el monto mínimo pagado fue de $us 50.000 y el máximo de medio millón de dólares

3  Afirmó que hubo negociaciones en combo, es decir que se pagó $us 500.000 por un grupo de personas

4  Asegura que hubo 10 operadores para extorsionar. Se firmaban certificados de buena conducta

“NO FUE UNA CHARLA, FUE UNA DISCUSIÓN” “Parece que se fatigó el enfermo. Él (Luis Clavijo) está en apuros, recién se ha dado cuenta de que ha cometido un error porque ha aceptado la comisión de un delito sin que medie presión alguna. El delito es haber reconocido que sí hubo extorsión y que hubo un acto de asesinato en la ejecución  del hotel Las Américas y eso ya está grabado.

Se ‘pavoneó’ en una canal de TV una hora y diez minutos jactándose de que le había perdonando la vida a medio mundo y reconocido que él por cuestiones de Estado, tenía que guardar información que no tenía; de ahí en tres páginas de EL DEBER se dio el lujo de decir  que ciertas preguntas no tenían respuesta, cuando él fue a buscar la entrevista.

Pero ahora no aparece con la tranquilidad de antes, ahora está desesperado buscando protección y cambiando su versión.

Lo dije el 2 de enero aquí, el 8 en Tarija y hace dos semanas lo dije aquí de nuevo, declaré que fui extorsionado por Clavijo por $us 60.000, manejó un espectacular trabajo porque me cercó a mí y a mi familia en mi domicilio. Ahora dice que lo busqué, y yo no lo busqué, mal puedo ir a ofrecer delatar si a cuatro días ni ellos ni nosotros sabíamos dónde estábamos parados y el encuentro con él fue casual, porque era en la oficina del abogado (Carlos) Subirana donde jamás se me ocurrió encontrarme con él.
Lo que tuvimos no fue una conversación amable, fue una discusión que duró un buen tiempo”.