Páginas vistas en total

sábado, 24 de agosto de 2013

el Gobierno de Irlanda via diplomática mandó a Choquehuanca documentos oficiales sobre el asesinato de Michael Dwyer. confirma Edith Toasó frente al edificio de las NNUU en Nueva York.

En un pedido de justicia se resume un comunicado de prensa, en el que los parientes  del húngaro Elöd Tóásó critican la inacción del gobierno boliviano y el silencio del ministro de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca, sobre la documentación que se le entregó acerca de las circunstancias que rodearon la muerte del irlandés Michael Dwyer, el 16 de abril del 2009 después del asalto al hotel Las Américas, en Santa Cruz.
“En mayo de 2010 el gobierno irlandés manda oficialmente, vía diplomática al canciller boliviano el ministro David Choquehuanca la autopsia y las investigaciones de Michael Dwyer, pero el gobierno boliviano no da respuesta oficial alguna a tan importantes documentos que ayudarían a esclarecer los hechos ocurridos en el hotel Las Américas”, indica la nota.
Tóásó, en el juicio oral que se realiza en Santa Cruz, reveló hace una semana que él, Mario Tadic y Michael Dwyer sobrevivieron al operativo policial donde murieron Árpád Magyarosi y el líder Eduardo Rózsa.
Sin embargo, cuando Tóásó estaba en el aeropuerto de Viru Viru observó a Dwyer y luego escuchó un disparo, presumiendo entonces que lo ejecutaron entonces.

Reiteran los comunicados. “El gobierno irlandés reitera dichos comunicados (al canciller Choquehuanca), y hasta la fecha el gobierno boliviano no da respuesta alguna. Tampoco, como debería ser el proceder, no han remitido los documentos referidos al Ministerio Público a efectos de que se abra una investigación sobre lo ocurrido en el hotel Las Américas”, señala la familia Tóásó.
La Policía, sobre el suceso del 16 de abril de 2009, señaló que hubo intercambio de balas y que como efecto del mismo, tres del grupo supuestamente subversivo perdieron la vida (Eduardo Rózsa, Michael Dwyer y Árpád  Magyarosi).
Edith Tóásó, hermana del procesado, fue la que envió el comunicado a los periodistas de Santa Cruz, reiterando el pedido que se realice una investigación internacional independiente.