Páginas vistas en total

sábado, 7 de diciembre de 2013

no les importa que estén enfermos y postrados en un hospital, el Juicio sin razón, llamado Terrorismo sigue su curso con tropiezos. nueva suspensión hasta el 16 de diciembre y luego vendrá la rescesión judicial por fin de año.

El exfiscal Marcelo Soza no se hizo presente ayer para prestar su declaración ante el fiscal anticorrupción Gómer Padilla, pero hizo llegar un memorial pidiendo la recusa del juez que conoce la causa en su contra, Wilson Arévalo. 
General Prado primer plano, abogados Ritter y Prado, otros esperan sentados al Tribunal

Tenía que presentarse a las 16:00 según la citación emitida por el fiscal Padilla.
Según el fiscal Padilla, Soza cambió de domicilio, hecho que fue considerado una obstrucción para llevar adelante la investigación, por lo que se emitirá una nueva citación.
También para la tarde de ayer estaba prevista la declaración de Ponce de León, abogado defensor de Soza; sin embargo, tampoco acudió. 

Su abogado, Ronald Enrique Valdez, dijo que su cliente no se hizo presente porque no fue notificado y que, además, esperan que se resuelva un incidente de declinatoria de competencia por razones de jurisdicción. También indicó que analizan plantear otra recusación contra el juez Wilson Arévalo.

La senadora Carmen Eva Gonzales aseguró que ya presentó memorial pidiendo la aprehensión  de Soza y de Ponce de León por entorpecer la labor de la justicia. Dijo que es evidente que las personas son protegidas para que no se conozca la verdad sobre las acusaciones de extorsión que existen contra Soza y que hicieron algunos procesados por el caso de supuesto terrorismo. “No descansaré hasta no ver a  Marcelo Soza y sus colaboradores en la cárcel”, dijo la senadora y acotó que el exfiscal pretende trasladar todo el caso a La Paz para ser favorecido por las autoridades del Gobierno. 

Juicio por terrorismo

Mientras tanto, el juicio por supuesto terrorismo quedó suspendido hasta el 16 del presente mes debido a que la salud del procesado Ignacio Villa Vargas se deterioró por una aguda deshidratación. Los otros procesados, Juan Carlos Guedes y Alcides Mendoza, protestaron por la falta de consideración hacia ellos, que están mal de salud e internados en un hospital