Páginas vistas en total

lunes, 17 de febrero de 2014

Las Américas el hotel que fue escenario de la masacre de 3 ciudadanos. el crimen persigue a Evo, que por culpa de ello, no tiene paz. su fiscal Marcelo Soza es víctima de sus contradicciones y de haber ejercitado extorsión sobre los "inculpados" que después de 4 años siguen sin juicio, ni sentencia...

El supuesto caso de terrorismo inicia una nueva semana con nuevas revelaciones que se suman a las ya vertidas por el exfuncionario del Gobierno Luis Clavijo y las del exprefecto de Santa Cruz Zvonko Matkovic, que en el programa Asuntos pendientes que se difunde por EL DEBER radio, denunció que el Ministerio de Gobierno tenía bajo control el hotel Las Américas y contaba con la autorización de los administrativos. 

“Por eso fue premeditado, desconectaron las cámaras y desalojaron el cuarto piso porque iban a operar, podemos decir que prepararon el matadero”, dijo Matkovic en el programa que conduce el periodista Tuffí Aré.
Este lunes, EL DEBER Digital tuvo acceso a las declaraciones que hizo el entonces gerente del hotel Las Américas en 2009, Luis Hernán Rossell, en calidad de testigo ante el exfiscal que investigaba el caso, Marcelo Soza. En las tres páginas, el exfuncionario desveló que los extranjeros (Rózsa y su grupo) fueron alojados en dos oportunidades en las instalaciones. 
En primera instancia, en el mes de diciembre (2008), el señor Luis Hurtado se acerca a mi persona solicitándome tres habitaciones doble. En una segunda oportunidad en fecha 14 de abril, recibo una llamada del señor Carlos Guillén, solicitándome cinco habitaciones simples por el lapso de cinco días”, señala su declaración.
Con respecto a las declaraciones de Zvonko Matkovic, en la que señala que agentes del Ministerio de Gobierno desconectaron las cámaras de vigilancia el día en que la extinta Unidad Táctica de Articulación, Reacción y Control de Crisis (Utarc) intervino el hotel Las Américas y acabara con la vida de Eduardo Rózsa, el irlandés Martin Dwyer y el húngaro Magyarosi Árpád, Rossell confirma que las cámaras fueron intervenidas. 
¿Diga usted con referencia a la grabación de fechas 14,15 y 16 de abril de 2009, si cuenta con esas grabaciones?, preguntó el fiscal, a lo que Rossell contesta de la siguiente manera: “No cuento con ninguna grabación, las del 14 y 15 de abril fueron borradas y las del amanecer del 16 de abril fue cortada la grabación a las 3:10, y vueltas a las 9:00 a grabar y quiero decir que si no se encuentra nada de novedad se borra, hago notar que también se puede borrar por wi-fi (mecanismo de conexión de dispositivos electrónicos de forma inalámbrica) por un buen técnico informático vía internet”, añadió.