Páginas vistas en total

sábado, 1 de febrero de 2014

Marcelo Soza sigue siendo "el mayor protegido por el Régimen" quizá porque aquello de "si cae Soza se cae el Evo" que el mismo Soza se encargó de difundir a gritos. indignación, rabia e impotencia cuando la Justicia no actúa.

El exejecutivo de la empresa telefónica Cotas y uno de los 30 procesados en el llamado caso Terrorismo 1, dijo ayer al fiscal Ángel Álvarez, en la unidad anticorrupción, que el actual fiscal Sergio Céspedes forma parte del núcleo extorsivo de su antecesor Marcelo Soza y le pidió incluirlo en la investigación.

Castedo, quien lucía una camisa a cuadros (no. a rayas gruesas) a la usanza de los presidiarios, compareció en calidad de testigo ante un investigador, pero bajo la supervisión del fiscal Ángel Álvarez, quien se ha hecho cargo provisionalmente del caso que originalmente tiene al exfiscal del caso terrorismo, Marcelo Soza, como acusado principal de cobrar coimas, algunas veces directamente y otras por medio de intermediarios para no imputarlos en la justicia.
"La red de extorsión sigue vigente y se manifiesta cuando hacemos alguna solicitud o cualquiera de los detenidos hace algún pedido", dijo el imputado.

Apenas conoce a Soza. Castedo dijo que conoció al entonces director funcional de la investigación de terrorismo y separatismo por espacio de 10 minutos cuando prestó su declaración informativa el 19 de mayo del 2009, pero después recibió la visita de varios de sus emisarios.
"Todos tenían la misma tarifa, me pedían 60 mil dólares y como ven no lo pagué y por eso estoy así", señaló el declarante que en dos ocasiones ha sufrido infartos y que ha sobrevivido.
Castedo señaló que los emisarios de Soza le daban la certeza que mantenían relaciones con este cuando le exigían el dinero a cambio de liberarlo.
De ese modo justificó por qué el fiscal Soza demoró más de 10 meses en presentar la imputación y porque es un secreto a voces que varios negociaron con plata para poder salir.
Centena de casos, Clavijo y Subirana. Sobre el tema investigado dijo que conoce los casos del empresario Zvonko Matkovic y del excívico beniano Alberto Melgar, a quienes les sacaron dinero, pero conoce una centena de casos que son difíciles de demostrar pero que si ocurrieron porque ha quedado claro que después de haber prestado sus declaraciones y pagado la suma que pedían fueron dejados en libertad.
Indicó que el 6 de abril cuando se encontraba en el salón velatorio de Las Misiones, recibió el llamado telefónico del abogado Carlos Subirana para decirle que estaba lista una orden de allanamiento y una citación para que declarase en el caso y que él podía ayudarle por medio de Luis Clavijo, agente del Ministerio de Gobierno y allegado al fiscal Soza.
Posteriormente el 20 de abril del 2009 estuvo con Clavijo y el abogado Subirana en su oficina de este último en la calle Republiquetas casi esquina Potosí y luego el 22 de mayo en la casa del jurista en "encuentros" que no fueron programados y respondían únicamente a invitaciones de Subirana.
Castedo terminó de declarar después del mediodía y se retiró a su domicilio.
"En el caso terrorismo hay personas detenidas sin ninguna justificación. Eso no ocurre con el exfiscal Marcelo Soza a pesar de tantas evidencias en su contra".
Ronald Castedo
Testigo en caso extorsión


Castedo
Se negó a reunirse con  'El Grande'
Castedo.  El declarante indicó ayer que conoció personalmente al agente del Ministerio de  Gobierno, Luis Clavijo y que se negó a reunirse con el llamado "Grande", aparentemente el entonces fiscal Marcelo Soza. Fue por eso que primero recibió una llamada del abogado Carlos Subirana el 29 de abril del 2009 y al día siguiente otra de Luis Clavijo para que viaje a Cochabamba al encuentro, pero él se negó.

Investigar al círculo de Soza.  Castedo pidió que investiguen además de Céspedes a Richard Cerda, un pariente del exfiscal Soza, al ingeniero informático Julcar Gabriel Zeballos Sagarnaga y al traductor Martín Santos en el caso extorsión.