Páginas vistas en total

miércoles, 14 de agosto de 2013

"hay gente presa desde hace tres años por una llamada telefónica" afirma la senadora Gonzáles y compara "Marcelo Soza tiene sindicaciones de sus ex-colaboradores y de las víctimas de extorsión y nadie hace nada por detenerlo



El círculo contra el exfiscal Marcelo Soza parece cerrarse luego que dos de sus excolaboradores decidieran ayer declarar en su contra en el juicio por extorsión que sigue la senadora opositora Carmen Eva Gonzales.

Se trata de personajes considerados "clave" en la investigación por su cercanía al exdirector funcional del caso Rózsa que ahora se encuentra separado del caso desde hace cuatro meses.

Esos dos nombres fueron presentados ayer en calidad de testigos de cargo por la legisladora que llegó en la tarde a las oficinas de la Fiscalía de la avenida Monseñor Rivero.
El caso está relacionado con el asalto al hotel Las Américas donde murieron Eduardo Rózsa y dos acompañantes supuestos miembros de una red subversiva que presuntamente pretendía dividir Bolivia en coordinación con la élite cruceña. Sin escapatoria. Gonzales dijo que ahora Marcelo Soza no podrá negarse que exigía sobornos a cambio de dejar fuera de la investigación a determinadas personalidades.

Por esa razón pidió la detención de Marcelo Soza antes que se escape de Bolivia.
"Es increíble cómo algunas personas están detenidas injustamente en el caso terrorismo por una llamada de teléfono, pero a este fiscal contra el que hay un sinnúmero de pruebas, el gobierno no mueve un dedo", dijo.

Elaboraron una lista larga. De acuerdo a lo que contaron los operadores de Soza se elaboró una nómina con más de 100 nombres en el que incluyeron además de líderes cívicos y opositores políticos o activistas a empresarios u hombres influyentes a quienes los citaban y les cobraban determinadas sumas de dinero.
Y ellos se encargaban de contactarlos y hacerles el puente, según dijo Gonzales.

Son nueve en total. La senadora informó que además de los dos testigos clave, ha presentado otros siete nombres de testigos para que sean convocados a declarar.
La investigación es seguida por el fiscal anticorrupción, Gómer Padilla, quien tomó dos declaraciones, la primera del empresario Zvonko Matkovic Fleig y la segunda del empresario Cristóbal Roda.

Matkovic dijo que había pagado a unos intermediarios de Soza la suma de 90 mil dólares, pero Roda negó haber pagado alguna suma de dinero al exrepresentante de la Fiscalía.

Soborno
'Sí, es la casa', dijo Zvonko sobre dónde se reunió con Soza
El empresario. Zvonko Matkovic reconoció ayer que 'ahí se reunió con Soza', cuando se le preguntó por una publicación de El Día donde aparece una casa en el barrio San Francisco, entre el quinto anillo y avenida Alemania.

Se trata de una casa de dos plantas en la calle Luisa Wichtendall, Nro. 4470. Matkovic dijo que la casa está ahora pintada de otro color y le han colocado otro portón, pero la reconoce de lejos. Hasta allá lo llevaron para pedirle la suma de 50 mil dólares a cambio de la liberación de su hijo, uno de los 38 imputados en ese caso y ahora preso en el penal de San Pedro de La Paz.