Páginas vistas en total

lunes, 19 de agosto de 2013

ligera señal de posible investigación a Soza expresa Viceministro Pérez. "si hubo extorsión tiene que haber cárcel" dijo ante los medios. El Dia.SC

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Jorge Pérez, advirtió ayer que si el exfiscal del bullado “caso terrorismo” extorsionó a los implicados en delitos de separatismo, "debe ir a la cárcel y el Ministerio Público debe investigar las denuncias”.

"Si este señor actuó de manera contraria a la ley y desarrolló actos de corrupción en el ejercicio de sus funciones eso se debe investigar a través del Ministerio Público y si debe ir a la cárcel tiene que ir", declaró la autoridad.

Postura diferente. 
La afirmación de Pérez va en contraste con la postura de su superior que el pasado sábado, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, mostrara al descalificar las nuevas revelaciones que se vienen suscitando en el proceso que se sigue contra 22 supuestos participantes del caso Rózsa, suscitado en abril del 2009.
El exfiscal Soza investigó por casi un lustro los vínculos locales con un supuesto “grupo de mercenarios europeos comandados por el boliviano-croata-húngaro, Eduardo Rózsa”, como precisa el Gobierno,  que antes de morir en un choque con la Policía boliviana, en un hotel de la ciudad de Santa Cruz, en abril de 2009, intentaba encender una guerra civil en Bolivia.
"Las denuncias del abogado Gary Prado, que defiende a su padre, Gary Prado Salmón, que el fiscal ejercía extorsiones a través de emisarios deben ser investigadas objetivamente por el Ministerio Público y los administradores de justicia", anotó Pérez.
Asimismo, Pérez se refirió que existen varias dudas que plantearon respecto a las acciones extorsivas de Marcelo Soza, que investigó el caso terrorismo desde mediados de abril de 2009, "pero la investigación está en manos del fiscal general", Ramiro Guerrero, afirmó la autoridad.

Reacciones. Para Jorge Landívar, político y exparlamentario, la actitud del viceministro Pérez busca enrumbar la credibilidad del gobierno luego de las últimas declaraciones de Elöd Tóásó. "Me parece bien. Peréz conoce bien las leyes y procedimientos por eso pide dar esos pasos", finalizó.
Caso
Un proceso lento  que ha sido suspendido hasta el 26 de agosto
Datos.  El proceso ya tiene una duración de tres años y medio con 22 personas imputadas de ellas solo uno ha declarado ante el Tribunal de Sentencia de Santa Cruz.

Avances.
  El proceso fue iniciado por el fiscal Marcelo Soza en la ciudad de La Paz el 2009, luego de varios recursos legales por el cuestionamiento de la jurisdicción y competencia fue trasladado a Tarija y finalmente en el último año a Santa Cruz, donde se suscitaron los hechos del 16 de abril 2009.
Y por el caso extorsión, Soza, luego de una serie de denuncias en su contra fue alejado del caso.