Páginas vistas en total

sábado, 17 de agosto de 2013

Romero replica "son artimañas para modificar la relación de los hechos" el Ministerio Público tendrá la capacidad para investigar. llama la atención que la denuncia venga después de 4 años. (Qué importa cuándo, si el asunto es establecer la verdad) se refiere al asesinato del irlandés Michael Dwyer en Viru Viru

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, descalificó hoy la versión del húngaro Elöd Tóásó sobre la presunta ejecución del irlandés Michael Dwye en el aeropuerto de Viru Viru tras la desarticulación de una célula terrorista separatista el 16 de abril de 2009 en el hotel Las Américas de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

"Son artimañas de un imputado para modificar la relación de los hechos en el proceso, pero confío en que el Ministerio Público tendrá la capacidad de investigar este tipo de aseveraciones", dijo.
El húngaro Elöd Tóásó dijo el pasado viernes en el tribunal de sentencia del caso terrorismo separatismo que el irlandés Michael Dwyer salió con vida del hotel Las Américas y que lo vio en el aeropuerto de Viru Viru antes de ser subido a un avión rumbo a La Paz, pero que escuchó varios disparos y cree que fue ejecutado.
En este sentido, Romero manifestó que se trata de una denuncia que llama la atención porque se presentó cuatro años después de los sucesos.
El acusado tampoco estableció por qué no la hizo el mismo momento que dijo que escuchó disparos y conocía de una presunta ejecución en el puerto aéreo.
"El señor Tóásó se ha reunido hasta con comisiones externas que han venido de otros países, con entidades de derechos humanos, con sus abogados. Ha tenido la oportunidad de señalar este elemento muchísimo antes y no ahora", aseveró.
El Ministro de Gobierno dijo que de todos modos se puede verificar de manera fácil la veracidad o falsedad de la denuncia a través de trabajos periciales y los medios probatorios en el proceso que está a cargo del Ministerio Público.
Las investigaciones y las pericias efectuadas sobre el caso terrorismo separatismo establecieron que el líder de la célula irregular Eduardo Rózsa Flores, Michael Martin Dwyer y Árpád Magyarosi fallecieron el día del operativo de su captura en el hotel cruceño en medio de un intercambio de disparos con efectivos policiales.

Detalles del relato de Tóásó durante el juicio oral

“Luego del asalto fui llevado a golpes a un lugar pavimentado tras ser transportado, junto con (Mario) Tádic, tendido boca abajo en un vehículo”, relató ayer el húngaro Elöd Tóásó, sobre lo sucedido después de la intervención policial en el hotel Las Américas el 16 de abril de 2009.
“El lugar era oscuro y permaneció arrodillado (Michael Dwyer), pero en cuanto la luz fue encendida vio que a corta distancia estaba Tádic, que estaba con el torso desnudo” .
Tóásó dijo que reconoció a Dwyer, a su derecha, por el tatuaje que tenía estampado en el brazo. Vestía calzoncillos rojos. “Los policías nos subieron a un avión, un avión militar. Me dejaron sentado. Escuché tiros y luego subieron a Mario Tádic al avión. Lo reconocí por la voz”.
Tras 15 minutos de intermedio, que pidió para restablecerse, Tóásó continuó diciendo que vio también que los policías le habían pateado las piernas y que le alcanzaron un cuaderno con la orden de escribir Chico (el sobrenombre de Rózsa Flores en la película del mismo nombre), pero que él no entendía qué le querían decir, pues en húngaro Chico significa “potrillo”.