Páginas vistas en total

martes, 25 de marzo de 2014

tarde. pero más vale tarde que nunca. la ONU publica la gestión ante Evo Morales de hace dos años pidiendo la libertad de Elod Toasó. EM no escuchó reaccionó con enojo.

El representante en Bolivia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), Denis Racicot, recordó ante periodistas que un grupo de la ONU sobre Detención Arbitraria hizo recomendaciones hace tres años sobre la situación del húngaro Elöd Tóásó, preso y sin sentencia en una cárcel desde abril de 2009.



 Tóásó sobrevivió ese año, junto al croata-boliviano Mario Tádic, a una operación policial que abatió a tiros a otros tres miembros de su grupo que -según el gobierno- planeaba atentar contra Morales.

 Los supuestos mercenarios iban además a organizar, según el gobierno, una guerra secesionista a favor de la oligarquía boliviana de la región de Santa Cruz.

 En ese operativo policial fueron abatidos en circunstancias que todavía se investigan el croata-boliviano Eduardo Rózsa-Flores, el irlandés Michael Dwyer y el rumano-húngaro Arpad Magyarosi.



 La defensa de Tóásó apeló en 2011 al Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la ONU, en un juicio que hasta la fecha no tiene sentencia.

 Racicot recordó que "el Grupo de Trabajo fue de la opinión que el arresto del señor Tóásó fue arbitraria, precisamente por la aplicación de la tortura o de malos tratos".

 "También recomendó que él fuera a beneficiarse de una libertad condicional y recomendó una reparación por los malos tratos recibidos", evocó Racicot.

 Empero -acotó- Bolivia "no ha acatado la opinión del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas". La situación de los dos ciudadanos europeos procesados (Tóásó y Tádic) motivó que el Parlamento Europeo pidiera en noviembre del año pasado un juicio "justo e independiente", lo que provocó la "indignación" del gobierno boliviano.

 La oposición de derecha viene denunciado desde hace varios años que los otros tres ciudadanos fueron ejecutados de manera sumaria, mientras que el principal fiscal investigador, Marcelo Soza, fue alejado del proceso acusado de extorsionar a familiares de los acusados de estar vinculados en el presunto grupo subversivo. Soza huyó hace dos semanas a Brasil, donde pidió refugio temporal, sin ofrecer una versión oficial de su fuga. (Editor: claro que sí. hay la "carta al pueblo" publicada profusamente y luego "el Gobierno me ayudó a salir por Perú. querían mandarme a Venezuela, lo pensé y elegí Brasil")